[ SI LOS MIMAS TE DARÁN MEJOR RESULTADO ]

Mantenimiento después de usar

etiqueta-acero-esmaltado-cuidados

Este tipo de producto está fabricado en acero pero se recubre con una capa de esmalte, por lo que la oxidación no supone ningún problema. Antes de usar por primera vez y después, límpielo con agua y jabón. Los artículos esmaltados son fáciles de limpiar y de almacenar y no necesitan aceite después de su uso, el recubrimiento de esmalte facilita la limpieza y el mantenimiento del producto. Para su limpieza, no use estropajos o productos abrasivos que puedan rayar la superficie. Guárdelo en un lugar fresco y seco. Nuestros productos no son antiadherentes

ANTES DE USAR POR PRIMERA VEZ

Antes del primer uso, deberá lavar bien el producto con agua y jabón o si lo prefiere puede hacer hervir un poco de agua caliente a fuego lento durante 10-15 minutos, también puede añadirle un poco de vinagre. Una vez limpio, asegúrese de secarlo rápidamente y cubrirlo con una capa de aceite. No lo deje secar al aire libre y no lo ponga en el lavavajillas. Al guardarlo, hágalo en un lugar seco y consérvelo envuelto en papel o una bolsa de plástico, si es posible.

USO CONTINUO

No dejar nunca el recipiente vacío al fuego durante mucho tiempo porque este puede sobrecalentarse. Controle constantemente el nivel de la llama o el fuego. Para cocinar se pueden usar artículos de acero inoxidable y de madera, no es recomendable el uso de artículos de plástico. Cuando se vaya a limpiar, no use estropajos o productos abrasivos que puedan rayar la superficie. Tenga presente que se tiene que utilizar una protección adecuada, pues cuando se cocina, todas las partes del utensilio están calientes. No deje nunca el producto al fuego sin vigilancia o al alcance de los niños. Recuerde que después de usarlo debe secarlo rápidamente y aplicarle una capa de aceite. Guárdelo en un lugar fresco y seco. Nuestros productos no son antiadherentes

etiqueta-hierro-fundido-cuidados

Este tipo de producto está fabricado en acero pero se recubre con una capa de esmalte, por lo que la oxidación no supone ningún problema. Antes de usar por primera vez y después, límpielo con agua y jabón. Los artículos esmaltados son fáciles de limpiar y de almacenar y no necesitan aceite después de su uso, el recubrimiento de esmalte facilita la limpieza y el mantenimiento del producto. Para su limpieza, no use estropajos o productos abrasivos que puedan rayar la superficie. Guárdelo en un lugar fresco y seco. Nuestros productos no son antiadherentes

Ir arriba