Cómo estrenar una paellera

Si tienes la suerte de que los Reyes Magos te hayan traído una paellera porque saben que eres el mejor chef de la familia y están deseando probar tus arroces…¡ A qué esperas para estrenarla!

Una paellera, antes de usarla, se debe curar. Hoy te vamos a explicar los pasos para que puedas llevar a cabo este proceso y que consigas así prolongar su vida útil.

En primer lugar, sácala de su envoltorio y analiza tu nueva paellera para quitarle todas las etiquetas que pueda tener. 

En segundo lugar, vamos a encender nuestro quemador con mucho cuidado y pondremos nuestra nueva paellera encima. Es importante que la pongáis un tiempo prudencial y no os paséis ya que la paellera si está mucho rato al fuego sin nada dentro se puede estropear.  

En tercer lugar, en este paso necesitaremos agua. Llena la paellera con agua hasta la altura de los remaches y deja que hierva. Puedes añadirle, además, un chorrito de vinagre.

En cuarto lugar y una vez el agua haya pasado unos minutitos hirviendo , vamos  a coger la paellera con mucho cuidado para no quemarnos y vamos a desechar ese agua.

En quinto lugar procedemos a fregar la paellera con un poco de jabón, un estropajo y agua templada. Lo haremos de manera suave pero constante. Así conseguiremos eliminar cualquier resto de barniz antioxidante que pueda quedar. Fregamos tanto por dentro como por fuera y sin dejar ningún rinconcito.

Finalmente procederemos al secado . O bien con un paño o con papel vamos a secarla muy bien. Es importante no dejarla mojada y que se quede bien seca ya que puede incluso empezar a oxidarse. Inmediatamente después de secarla, aplicaremos un chorrito de aceite por ambas partes para que no se oxide. 

Seguro que si sigues estos pasos con tu nueva paellera de VAELLO no vas a tener ningún problema y además vas a conseguir prevenir el deterioro temprano y mejorar la cocción de los alimentos. A continuación te adjuntamos un vídeo en el que se plasman los pasos que se han mencionado anteriormente. 

Pero recordad que es igual de importante cuidar vuestra paellera el primer día como llevar un buen mantenimiento de ella. Por ello es esencial que:

  • Uses siempre cubiertos de madera o de plástico duros así como también esponjas suaves para no rayar la superficie
  • Seques siempre bien la paellera antes de guardarla y añádele un chorrito de aceite una vez seca. Evita guardarla en lugares húmedos

Y ya tendríamos la combinación perfecta, estrena tu paellera correctamente y lleva un buen mantenimiento de ella así seguro que podrá acompañarte durante mucho tiempo y en muchas nuevas recetas. ¡Ahora a disfrutarla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba