oxido en la paellera

23 DE NOVEMBRE, 2021

El óxido en las paelleras ¿cómo eliminarlo?

Las paelleras más tradicionales son sin ninguna duda las de acero pulido. Tal y como su nombre indica y, como vimos en post anterior de nuestro blog, la materia prima principal es el acero. Según la medida de la paellera, se utiliza una lámina de acero de más  o menos grosor para conseguir un acabado perfecto y que ésta sea resistente a su uso posterior.

En la actualidad son muchos los que optan por las paelleras de acero esmaltado, y es por una sencilla razón: estas no se oxidan y son muy fáciles de mantener. En muchas ocasiones el acero pulido se oxida, pero conoces él por qué y sobre todo ¿cómo eliminarlo y que no vuelva a suceder? Te lo contamos.

¿Por qué se oxidan las paelleras?

oxido en paellerasEl oxígeno es uno de los elementos más reactivos sobre todo si este se combina con el hierro, es por eso que en el momento en el que entran en contacto aparece una reacción química conocida como óxido. En el caso de las paelleras, posiblemente es porque se han quedado restos de agua después de limpiarla, o incluso si te despistas al secarla y tardas más de la cuenta empiezan a aparecer pequeñas manchas de óxido.

¿Cómo puedo eliminar el óxido de la paellera?

Si consultamos a los más mayores seguro que nos dan muchos trucos para eliminar el óxido de la paellera, ¡son una enciclopedia con patas! Pero nosotros hoy queremos recoger algunos usos que os van ayudar a eliminar el óxido que se genera en las paelleras. 

El método de limpieza habitual para capas de óxido finas son el agua y el jabón, pero hay veces que la capa de óxido es tan gruesa que no va por lo que hay que aplicar otros métodos:

  • Frota la paella con medio limón.
  • Limpia la paella con tierra o arena de playa.
  • Frota la paella con limón y bicarbonato de sodio

Pero sin ninguna duda si el óxido continua en la paella te damos la solución más óptima, llena de agua la paellera y añade una tercera parte de vinagre y un puñado de sal y ponla en el fuego. Déjala hervir durante unos diez minutos, eso sí, recuerda cerrar la puerta y abrir una ventana para evitar respirar el olor fuerte que desprende. Cuando haya hervido empezarás a observar como el agua cambia de color, hasta llegar a ser naranja. Luego vacía el agua y déjala enfriar para posteriormente fregar con agua y jabón, ahora seguro te es más fácil eliminar el óxido. 

Evitemos más óxido en las paelleras

Para conseguir evitar que el óxido vuelva a aparecer en nuestra paellera y que consigamos conservarla de forma perfecta sin tener que recurrir a los remedios caseros, es importante que sigas este sencillo paso después de cada uso de la paellera: aplica aceite a tu paellera. También es importante intentar guardar el producto en sitios sin humedad y, para una mejor conservación, dentro de una bolsa.

Como hemos comentado, las paelleras se oxidan al entrar en contacto el hierro con el aire por eso es importante aplicar una fina capa de grasa sobre la paellera, por ambas partes, para formar una pequeña capa que la proteja. Y, cuando vuelvas a usarla calienta un poco con el fuego y pasa un papel para retirar el aceite.

¡Con esto, conseguirás mantener tu paellera libre de óxido y siempre lista para usar!

 

Ir arriba